Una visión sobre las actuales formas de capacitación y conocimiento existentes en nuestra industria.

por Ing. Germán Alexis Cortés H.*

En los últimos 15 años, he estado alternando mi labor de ingeniero diseñador en el área de redes electrónicas, con impartir capacitación especializada en el área de seguridad electrónica en toda Latinoamérica. Soy afortunado por haber acumulado toda esa experiencia y hoy quiero comentarles mis impresiones sobre el fenómeno que está sucediendo en la capacitación de los técnicos e ingenieros en el gremio de seguridad.

- Publicidad -

Me refiero a que cada vez, los medios tecnológicos se hacen más presentes e importantes en el aprendizaje rutinario. Las épocas en donde solo un “maestro” nos enseñaba a viva voz con presentaciones magistrales, parecieran ya de vieja data, sin embargo, quiero recordarles que tan solo hace 20 años, no se conocía el término e-learning; internet lo usaba menos del 0,01% de la humanidad y existían menos de 200 millones de celulares en el mundo entero.

Obviamente en los últimos años la situación ha cambiado a pasos agigantados y las cosas se han transformado de manera contundente para todos los humanos. Hoy en día hay naciones con un cubrimiento de internet superior al 80% de su población y ya hay más celulares funcionando, que habitantes en el mundo. Luego es normal suponer que los procesos de aprendizaje usando tecnología también cambian.

Internet ha modificado, entre muchas cosas, la forma como aprendemos, como investigamos y como formamos nuestro cerebro. La presencia de plataformas de e-learning (aprendizaje virtual) y de videos de aprendizaje (gratuitos o pagos) distribuidos por la red, ha hecho que mucha gente replantee su manera para seguir formándose profesionalmente. El gremio de seguridad electrónica, no ha sido ajeno a esta situación. Aunque hay muchos beneficios, también hay fallas que se han presentado en otras industrias, las cuales no debemos repetir y que aún estamos a tiempo de enmendar.

En Latinoamérica abunda la recursividad, la alegría y la gran imaginación de los habitantes; pero carecemos de disciplina y nos encanta saltarnos las normas y el conducto regular (aquí es dónde comienza la corrupción que nos tiene postrados en el sub-desarrollo). Es parte de nuestra idiosincrasia. Así debemos entenderlo, pero debemos corregir nuestras falencias y resaltar nuestras capacidades, en un constante proceso de mejoramiento.

El problema
He notado que el profesional (ingenieros, técnicos, vendedores, gerentes) de seguridad electrónica, al tener acceso a herramientas de internet de manera rutinaria, decide –de manera errónea– alejarse de los procesos de formación tradicional y se involucra en procesos empíricos, complementados por formación autodidacta. De esta manera, se compensa la poca oferta de capacitación formal existente –con el respeto y admiración para ALAS, Alfil y un puñado de universidades e instituciones–.

Debo reconocer, que hacer esto de manera desordenada y sin calidad, es mejor que no hacer nada y estancarse. El inconveniente es que no existe forma de autoevaluarse, ni hay plan de formación, ni hay metodología, ni hay orden, pero sobretodo, no hay manera de conocer indicadores que nos digan el grado de formación de una persona. Es decir, no existe “una vara, para ser medidos” … y como dice una máxima en gestión administrativa: “Llo que no se mide, no se puede mejorar”.

Un programa de formación eficiente, hace una prueba de conocimientos al inicio del ciclo para detectar las falencias y pre-requisitos que se necesitan para tener buenas bases. Hace un examen de conocimientos al final, para verificar que el traspaso de conocimiento realmente se hizo. Y recomienda hacer pruebas cada cierto tiempo, para garantizar que no se ha olvidado lo aprendido y recordar que el proceso de formación humano nunca termina, por consiguiente, debemos actualizarnos de forma permanente, sobre todo cuando la tecnología cambia vertiginosamente.

La inexistencia de formación tradicional con un plan educativo completo, hace que todas las herramientas que nos ofrecen los fabricantes o las empresas en general, se pierdan en una inmensa biblioteca virtual que nadie sabe cómo recorrer y cómo buscar.

En muchas ocasiones, el auto engaño y la inocencia, está a flor de piel. Lo he vivido en numerosas situaciones, cuando profesionales con más de 10 años de experiencia en el gremio, asisten a alguna conferencia mía y se dan cuenta que el concepto lo tenían mal enfocado o que simplemente “creían” saber las cosas, pero en realidad las hacían de una manera distinta y en ocasiones totalmente contraria a las recomendaciones de fabricantes. A esto lo llamaba Stephen Hawking, “La ilusión del Conocimiento”; es decir, usted solo cree que sabe. Esto es más peligroso que no saber.

Recuerdo el caso de un ingeniero, jefe de un grupo de tecnología, que se ofendió porque sus superiores, le obligaron a hacer el curso de CCTV básico, para obtener la certificación que se entregaba. Sorpresivamente el ingeniero perdió el examen y tuvo que repetir el curso. Afortunadamente este ingeniero tomó una adecuada actitud, aprendió la lección y doy fe que hoy es un mejor profesional.

¿Y qué decir de aquellos profesionales que llevan menos de 2 años en el gremio, en donde su formación ha sido totalmente empírica, basada en la transferencia de conocimiento de sus compañeros de trabajo y en el mejor de lo casos, en la lectura esporádica de unos manuales técnicos, en un idioma diferente al nativo?

Entonces, –y es allí donde las nuevas tecnologías juegan un papel importante– se dedica a ver algunos manuales técnicos de más en internet, a buscar documentos (tipo PDF o PowerPoint) de distribución gratuita o simplemente a ver videos en YouTube o similar, sobre técnicas de instalación y operación de algún equipo.

Encuentra mucho material, y eso es muy bueno, pero no hay orden, ni planeación. Y llegamos a un nuevo problema: nadie sabe si lo que está aprendiendo es cierto o no. Ya ha llenado su cabeza de conocimientos que al final le confunden y decide volver a la realidad: …”al manual del equipo que debe entregar funcionando en la entrega final de mañana”.

Como no entiende muchos de los conceptos avanzados, su cerebro decide saltarlos –así funciona nuestro cerebro humano– y continuar en los principios más básicos. Dejando el sistema que está instalando, con lo mínimo necesario y subutilizando el resto de capacidades por las que el usuario final ya pagó, debido a que el vendedor insistió en mostrarlas como un valor agregado…

La ética, otra vez la ética
¿En realidad, creemos que esto es profesional?, ¿somos conscientes de nuestras inmensas falencias en conocimientos técnicos y en la manera engañosa como construimos nuestra experiencia? (Por favor lea el artículo sobre ética, en la edición anterior).

En ocasiones el profesional que investiga en internet se encuentra con un foro de especialistas… en donde con toda seguridad le responderán su inquietud; pero al final descubre que el especialista que responde es simplemente otro profesional que tiene más tiempo libre, y aunque quizás tenga algo de experiencia, a veces está igual de desorientado que todos. Entonces el conocimiento se va propagando de manera inexacta, degradante y se cambia totalmente el concepto original. Desafortunadamente en ocasiones, hacen parte de este juego profesionales avalados directamente por las fábricas, que no han tenido un proceso de educación técnica formal.

El recorrido martirizante en internet, lleva al profesional a pagar algunos dólares por un curso de e learning que resulta ser una serie de fríos e insípidos PDF’s; o un curso gratuito basado en webinars de tipo comercial que lo único que pretenden es vender sus marcas, sin importar los fundamentos y conceptos reales.

Así que muchas cosas de las que vemos por ahí –en internet–, resulta ser un fiasco y seguimos con inmensos vacíos de formación en nuestros profesionales.

Para completar, las fábricas se dedican a ofrecer herramientas comerciales online, que “mágicamente, hacen los cálculos necesarios”, pero nunca le enseñan al profesional a entender realmente los conceptos. Es como suprimir la enseñanza de las matemáticas, porque la calculadora del celular lo hace todo.

Capacitaciones, Entrenamientos, Formaciones
La Capacitación Técnica Empresarial, debe ser un proceso planeado, que se realiza al interior de una organización, respondiendo a sus propias necesidades, que busca mejorar las habilidades, conocimiento, actitud, valores o conductas de su equipo de trabajo; para lograr ser más eficientes en la operación de la empresa.

Se requiere de manera continua y permanente, sobretodo trabajando en tecnología; pero es de imperiosa necesidad, cuando se descubre en las valoraciones de desempeño, que hay alguna diferencia entre lo que el operador, técnico, ingeniero, vendedor o directivo, debería saber para desempeñar el trabajo previsto y lo que realmente sabe y aplica.

Lo primero que me pregunto es: ¿realmente los responsables de recursos humanos en su empresa, valoran el desempeño de sus funcionarios? Debo recordar que una de las principales responsabilidades es mantener un equipo de trabajo eficiente anticipándose a los cambios del mercado, previendo capacitaciones de acuerdo a las falencias de su equipo y teniendo en cuenta las fortalezas de cada miembro y el potencial conjunto a desarrollar.

Los cambios en las diferentes tecnologías, alteran significativamente lo que cada miembro debe conocer y la forma como debe actuar. Hoy se requiere que cada miembro del equipo debe estar preparado para ocupar las funciones que requiera la empresa y no solo para lo cual fue contratado. La distribución del conocimiento es una forma de “blindar” la inversión que se hace en conocimiento y se mitiga el riesgo “tenebroso” de no capacitar, porque el funcionario se puede ir.

La capacitación planeada y académica (contenido, actividades, intensidad, evaluación), debe obedecer a los lineamientos y objetivos de la empresa. Se requiere intensivamente después de la inducción a los empleados recién ingresados; pero también de manera continua y detallada, al personal que ya está operando para elevar el nivel de conocimientos, ir formando y descubriendo a los supervisores y jefes. Es deber y responsabilidad de las directivas de un equipo, desarrollar adecuadamente a sus integrantes, para poder exigir resultados; pero además para poder innovar y mejorar la operación.

Nota: La segunda parte de este interesante artículo será publicado próximamente, o encuéntrelo en la edición impresa Vol 23-5.

* Germán Alexis Cortés Hernández es ingeniero electrónico colombiano, presidente de la empresa de Consultoría Insetrón – Electronic Networks Consulting. Instructor de ALAS y la academia ALFIL. Ha participado en numerosos proyectos de Automatización Edificios en Latinoamérica. gcortes@insetron.com - gcortes@alfil.com.co

Author: Duván Chaverra

OTRAS NOTICIAS

article thumbnailEzviz La nueva cámara LC1 ayuda a monitorear e iluminar los puntos oscuros del exterior de residencias y negocios, con un reflector sensible al...
article thumbnailMéxico. Genetec anunció que Alain Bissada, Director Sénior para Canadá, quien cuenta con amplia trayectoria en el liderazgo de ventas dentro de la...
article thumbnailTema: Qué Debe Entender un Integrador sobre la Protección Contra Incendios en un Hotel Por: Jaime A. Moncada, PE, Director, International Fire Safety...
article thumbnailSeco-Larm El nuevo lector de huellas digitales con teclado SK-2612-SFSQ cuenta con lector de huellas dactilares 500DPI, que admite hasta 3.000...
article thumbnailSorhea Las columnas independientes Solaris forman un muro de detección inmaterial con una barrera infrarroja que integra un transmisor / receptor de...
article thumbnailInternacional. Investigadores del Instituto de Investigación de Electrónica y Telecomunicaciones (ETRI) en Corea del Sur afirman haber descubierto cómo...
article thumbnailColombia. La Terminal del Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón, ubicado en Palmira, cerca a Cali, cuenta con la tecnología de un sistema...
article thumbnailInternacional. Se espera que el gasto en seguridad en la nube en los EE.UU. alcance los US$1,93 mil millones para 2021, según...
article thumbnailInternacional. Milestone lanza una nueva herramienta interactiva que le permite a los sistemas de videovigilancia a través de IP ser mucho más...
article thumbnailEstados Unidos. Una denuncia penal en un tribunal federal de Brooklyn acusó a una compañía de equipos de vigilancia y seguridad con sede en Nueva...