Un interesante análisis sobre la ética y su aplicación en nuestra industria.

Por Ing. Germán Alexis Cortés H.*

La respuesta no la encontraremos en ningún manual técnico. Muchos leerán el título y pasarán la página sin leer. Y no es porque no sean éticos, es simplemente porque en esta época, el tema carece de importancia. Poco a poco he visto cómo, algunas malas costumbres que tenemos los latinos, hacen que en nuestra sociedad las cosas no funcionen como queremos. Y ahí, se torna interesante e importante.

- Publicidad -

Definición
Comencemos por definir la palabra, sus acepciones y la relación con nuestro trabajo. Proviene de una derivación del griego ethos, que significa carácter. La ética la aplicamos todos los días en nuestra cotidianidad, en los actos, decisiones y comportamientos que tenemos tanto a nivel personal, como laboral. Aristóteles decía que la ética tiene como propósito establecer la finalidad suprema, que es la felicidad colectiva e individual.

En internet encontré que es la “Disciplina filosófica que estudia el bien y el mal, así como sus relaciones con la moral y el comportamiento humano”; también que es el “Conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad”. Algunos tienden a confundirla con la moral y otros, con el cumplimiento de la ley. No quisiera entrar en temas filosóficos o de léxico.

Pero entonces descubro que cada persona tiene un sentido de ética diferente y lo que para unos puede ser antiético, para otros no; depende de los principios, ideales, normas, escala de valores que cada uno tenga y eso depende de nuestra crianza, cultura y modelo de vida. ¿Todos tienen razón? Quizás, no.
A nivel profesional, son los códigos que regulan nuestra profesión. Son los fundamentos, principios y reglas de cumplimiento obligatorio para que nuestra sociedad nos acepte y podamos convivir juntos. Si bien no son de obligatorio cumplimiento (como una Ley); cuando nos apartamos de estos preceptos, casi siempre ocasionamos daño a otros o incluso a nosotros mismos. Por lo tanto, aunque a ninguno llevan a la cárcel por ser antiético, estaría caminando por un sendero peligroso, riesgoso y complicado.
Se requiere que aprendamos de ética, valores y honestidad… suena duro, pero es la realidad.

35 ejemplos donde la ética falla
¿Aún no lo ha entendido? Permítame le menciono algunos ejemplos. De seguro algunos casos los sentirá muy cercanos:

1. Un vendedor de la compañía, engaña a su cliente, diciéndole que la tecnología que le estamos vendiendo es la mejor, cuando se sabe perfectamente que hay otras que le servirían aún más.

2. El Gerente de esa misma empresa, lo premia como mejor vendedor, indicando que es un gran profesional; aunque internamente sabe del engaño, reconoce que hay otros vendedores mejores que él y recuerda que tiene problemas de alcohol y lo hace incumplido.

3. El ingeniero preventa que debe preparar una oferta técnica y hace uso de la más famosa función de informática: “copiar y pegar”, para que, a ojos del usuario final, parezca un trabajo impecable, lleno de ingeniería y detalles; sin embargo, su conciencia sabe que ni siquiera se acuerda de los espacios que se deben proteger y que el número de dispositivos no son realmente los que se requieren.

4. El director comercial de la empresa, se siente a gusto con el gran nivel profesional de su equipo de ingeniería, aunque
en el fondo sabe que los ingenieros no son tan buenos, pero no
importa, porque todo cambiará cuando se llegue realmente a la obra.

5. El vendedor que incrementa los precios de su propuesta, y tener un “colchón para negociar”. Así no le parezca, esto es una práctica engañosa, de cierre de venta. El comprador lo sabe, se acostumbra a ello y por eso pide descuentos enormes.

6. El ingeniero supervisor del equipo de trabajo en obra, que ha recorrido el 60% de la obra, pero hace un informe indicando que revisó la totalidad. Cuando un tercero advierte de algún problema,
el mismo ingeniero (para tapar su falta) induce a hacer pensar a los demás, que hay un problema con un grupo de técnicos que no hacen bien su trabajo y que es mejor cambiarlos.

7. El instalador perezoso que se olvida de alambrar una salida y entonces convence con “argumentos técnicos” para que se cambie la ubicación de ese dispositivo, colocando en riesgo la seguridad del usuario final; pero logrando tapar su error.

8. Otro instalador que decide colocar las dos cámaras de un espacio, en el mismo punto, para ahorrar cableado; cuando en realidad una imagen queda a contra luz, perdiendo la inversión del usuario final. Y nadie dice nada, porque como el usuario final no sabe de eso.

9. El ingeniero encargado de las importaciones, que para terminar su trabajo rápidamente, decide comprar solo 2 o 3 referencias de equipos, cuando negligentemente sabe que hay variedad de referencias y variaciones que pudieran dar una mejor solución de seguridad. Pero que pereza, es mejor simplificar y estandarizar.

10. El arquitecto de la constructora que compra el equipo más económico, sabiendo que no va a servir realmente, pero que debido a que la norma técnica no lo detalla, puede pasar.

11. Publicidades engañosas con que ciertas constructoras venden sus proyectos, ofreciendo “inteligencia” en sus inmuebles, cuando al final saben que solo van a colocar en el primer piso, un par de cámaras de las más económicas del mercado.

12. El consultor con mentalidad corrupta, que recomienda un sistema con las especificaciones técnicas “maquilladas”, de la marca que le ofrece una comisión para que se vendan sus equipos; pero al usuario final, le hace creer que su trabajo es imparcial y que piensa solamente en beneficiarlo.

13. El supervisor técnico que solo acepta el cambio de marca de un dispositivo, cuando la empresa integradora, le “ayuda” para su economía personal.

14. El gerente de la compañía que autoriza algunas importaciones legales, pero sabe que hay otras que se traen de contrabando, para poder ganar algunos proyectos.

15. Otro gerente que “maquilla” los datos financieros, para obtener beneficios en un proyecto o con las autoridades tributarias.

16. El funcionario público o privado que debe comprar el sistema de seguridad para su institución e “infla” el presupuesto del proyecto por 3, para quedarse con una buena tajada del presupuesto.

17. El gerente de la empresa integradora, que sabe que debe pagar el “favor” en efectivo y sin dejar evidencias.

18. El gerente comercial de la empresa integradora, que ofrece 1 año de garantía, cuando sabe que la fábrica le ha ofrecido 3 años. Pero resalta ante su cliente, que le va a dar un “descuento especial” para la garantía extendida a 3 años.

19. El vendedor que indica que su empresa tiene la solución a todo lo que el cliente necesita y ofrece servicios en los cuales no hay realmente experiencia y conocimiento.

20. El ingeniero sabelotodo, que si no sabe la respuesta se la inventa, para no perder la confianza de su interlocutor, a veces miembros de su propio equipo de trabajo.

21. La asesora comercial que habla de más y genera rumores para hacer quedar mal a la competencia, cuando la estrategia de “yo te ayudo, pero tú me ayudas” no ha funcionado.

22. El vendedor que hace caso omiso a los acuerdos de confidencialidad y se aprovecha de la información para mejorar sus ingresos.

23. El ingeniero o técnico que una semana después de capacitarse en el país de origen de una fábrica, renuncia a la empresa porque en la competencia, le ofrecieron mejores condiciones.

24. El comprador que le indica a la empresa que instala, que debe presentarle otras 2 ofertas de relleno, para garantizar la “imparcialidad” del proceso de compra.

25. El distribuidor que promociona de manera clara y concisa una línea de producto con descuentos importantes, pero sabe que el próximo año va a salir de producción en la fábrica.

26. El equipo de mantenimiento de un sistema de seguridad, que se limita a limpiar, hacer que trabajan y evitan medir, probar, ajustar, recapacitar, mejorar la calidad y actualizar el sistema.

27. El jefe que discrimina a su propia gente y da órdenes irrespetuosas en su equipo de trabajo a ciertas razas, religiones, nacionalidades o incluso discapacidades.

28. El taller de reparación y servicio técnico, que da por perdida total un dispositivo para que el usuario final compre uno nuevo o la fábrica asuma la garantía; sin embargo, sabe que, cambiando una pequeña parte, se le da vida nueva y se puede revender en el mercado del “usado”. Es que hay que “re-buscarse” el dinero.

29. La fábrica que imprime sus brochures y manuales con especificaciones “maquilladas” que hacen ver el producto como uno mejor, sabiendo que realmente es más malo que otras referencias que valen incluso menos. Como nadie se da cuenta de eso, como nadie tiene forma de probarlo, como los consumidores son ignorantes, entonces el engaño es posible.

30. El ingeniero experto que, por un pago extra, decide vender claves y métodos para acceder a la información principal de un sistema de seguridad y desaparecer o modificar cierta información.

31. El capacitador que tiene la confianza de sus alumnos y decide hablarles únicamente de los beneficios y características de ciertas marcas y suprime de su programa los beneficios de otras marcas que no le “ayudan”.

32. El alumno que no investiga, ni asiste, ni lee, pero quiere que le entreguen el certificado de conocimientos, porque su empresa pagó.

33. El técnico o ingeniero que no tiene tiempo para cursitos, porque el lleva muchos años en el gremio; pero hace el examen básico y lo pierde.

34. El ingeniero que recomienda una referencia especial de la marca que representa, pero realmente nunca cumplió con los criterios mínimos ni hizo cálculos que la justifiquen.

35. La empleada que no deja de usar el celular, incluso dentro de reuniones con sus jefes. La misma que en el almuerzo con los clientes, no deja de chatear con sus otros clientes.

36. El ingeniero que entrega orgulloso, los sistemas de seguridad integrados, pero sabe realmente que no comparten información y que no hay ninguna operación automatizada. Sin embargo, como el cliente no lo exigió y no entiende de eso, lo convencemos que le quedó un sistema muy moderno.

37. ¿Cuántos ejemplos más puede usted aportar?

Podría llenar hojas y hojas en ejemplos de nuestra industria, que nos hacen avergonzar a varios. Sin embargo, para algunos otros, muchas de estas acciones son justas y lógicas. Son cotidianas y no parecen adversas, parecen normales. Por eso debo recordar que la ética depende de muchos factores y se debe dialogar y educar para que todos tengamos una misma escala de valores o al menos parecida.

Solo para poner un ejemplo extremo que nos ayude a comprender, les recuerdo que, en Medellín, en épocas no muy lejanas, el sicario que debía eliminar a una persona, oraba a Dios en su casa antes de salir, luego le daba un beso a su pareja y salía a trabajar. ¿Se dan cuenta de cómo la escala de valores para esa persona, era una muy diferente a la de su víctima o incluso la de su jefe, que le daba trabajo?

Principios de ética
Las Asociaciones profesionales y en general las instituciones, normalmente adoptan o redactan un código de ética profesional, ajustado a las normas, costumbres y leyes de cada región; sin embargo, quiero centrarme en cuatro (4) principios básicos que han sido divulgados por Asociación Colombiana de Ingenieros - ACIEM:
a. Integridad Profesional, promoviendo buenas practicas, el respeto por los demás, con honor y dignidad.

b. Veracidad, actuando de conformidad a la verdad, honestidad y transparencia en la ejecución de nuestros trabajos, en la expresión pública de nuestros conceptos y siendo agentes dignos de confianza para usuarios, clientes, colegas, compañeros, empleados y empleadores.

c. Precisión, desarrollando nuestras actividades con precisión y rigurosidad, exclusivamente dentro de los umbrales de nuestra competencia, soportando nuestro desarrollo profesional en el mérito y calidad de nuestros servicios.

d. Responsabilidad, atendiendo a las consecuencias de nuestras acciones, dando prioridad a la protección de la vida, la seguridad, el medio ambiente y el cuidado de los bienes públicos o privados de nuestros clientes, fomentando el desarrollo personal y la actualización de los conocimientos, tanto propios como de colegas y terceros.

De estos principios, se desprenden y complementan casi todos los aspectos necesarios para hacer que nos sintamos bien con nosotros mismos en el desarrollo de nuestro ejercicio profesional.

Hacer lo correcto
Así de simple, cuando hacemos realmente lo correcto, estamos siendo éticos en nuestro proceder. Nuestras acciones no deben dañar a nadie y deben seguir un patrón de buenos valores, costumbres y normas que debemos respetar.

Entonces, cada empresa debería tener un código de ética, que redacte con calma (abandone la práctica de copiar y pegar), para estar seguros de lo que queremos que haga nuestro equipo de trabajo. Se debe publicar, divulgar y hacer que se ponga en práctica al interior de cada empresa. Es uno de los cursos internos que todos debemos tomar, entender y tener presente en la rutina diaria.

Le dejo una lista de valores y conceptos positivos para ayudarle a crear su propio código de ética y formar su propia escala de valores personales, laborales y corporativos: Honestidad, Profesionalidad, Responsabilidad, Transparencia, Sinceridad, Justicia, Libertad, Respeto, Tolerancia, Gratitud, Solidaridad, Generosidad, Fidelidad, Lealtad, Amor, Paz, Convivencia, Familia, Amistad.

Beneficios
Algunos podrán preguntarse: ¿Y todo esto para qué sirve? Es decir, que beneficios tendríamos frente a una empresa que no esté fundamentada en principios éticos.

Se me ocurren muchos beneficios, porque finalmente nos enseñaron (y es muy cierto) que quien hace las cosas bien hechas, va por el buen camino (el cual no necesariamente es el más corto, recto y fácil, pero créanme que tampoco es el más difícil).

Nos ganamos el Respeto de nuestros colaboradores, jefes, proveedores, clientes y allegados. Eso permite mejores relaciones humanas, confianza e incremento en las ventas.

Mejoramos la colaboración y apoyo de toda la cadena de servicios, haciendo que seamos más rentables.
Empoderamos a nuestros empleados y clientes, haciendo que la fidelidad a nuestro servicio se incremente y de esa manera garantiza que sus clientes no se van a ir.

Los empleados mejoran la Pasión que tienen por los temas de seguridad, técnicos y económicos. Esto hace que se disminuyan problemas internos y que el compromiso para ofrecer una solución eficiente se incremente.

El reconocimiento del sector, al tener una hoja de vida intachable a nivel personal como corporativo es muy importante. A nivel laboral es muy importante construir una reputación de buen nivel y sin ningún reparo. Que nadie hable nada malo de nosotros como personas o empleados, es un gran logro que se debe mantener.

Como decía una amiga psicóloga: en los momentos de verdad, estas cosas se salen por los poros, y entonces es relativamente fácil saber quién es buen profesional y quien tienen un pasado que no lo perdona.
Cuando tenemos la conciencia tranquila, sentimos orgullo interno y tenemos la tranquilidad mental para que progresemos, para aprovechar mejor las oportunidades y entonces para que los negocios mejoren.

Cuando somos éticos, mejoramos nuestra responsabilidad social con el gremio y abandonamos esa frase manipuladora que tanto daño nos hace a los latinos: “el vivo, vive del bobo”. Realmente no es bueno ser el bobo; pero éticamente tampoco es bueno ser el vivo, que pasando por encima de los derechos de los demás, se aprovecha del bobo. Hay que ser justo.

Y ahora, usted que opina: ¿Somos éticos los profesionales de Seguridad Electrónica?

* Germán Alexis Cortés Hernández es ingeniero electrónico colombiano, presidente de la empresa de Consultoría Insetrón – Electronic Networks Consulting. Instructor de ALAS y la academia ALFIL. Ha participado en numerosos proyectos de Automatización Edificios en Latinoamérica. gcortes@insetron.com - gcortes@alfil.com.co

Author: Duván Chaverra

OTRAS NOTICIAS

article thumbnailSeco-Larm La nueva fuente de alimentación Enforcer para aplicaciones de videovigilancia con montaje en rack, tiene una potencia de 12V C.C. y se adapta...
article thumbnailAxis La cámara de red AXIS P5655-E PTZ es un dispositivo de alto rendimiento, apta para un amplio abanico de aplicaciones de vigilancia que...
article thumbnailEzviz El ezSensor Move Pro T6 es un detector inalámbrico de apertura-cierre, de fácil instalación, independiente y ligero que puede instalarse en...
article thumbnailIdis DirectCX es una avanzada solución HD analógica sobre coaxial basada en la tecnología HD-TVI (interfaz de video de transporte de alta...
article thumbnailTema: Soluciones de LPR para seguridad y control de accesos Por: Mtro. Alejandro Rodríguez Q.,Gerente de Desarrollo de Negocios para México de...
article thumbnailMéxico. Este miércoles 14 de agosto inicia DataNet México 2019 que presentará tres días de conferencias, un área de exposición de más de 1.100 m2 de...
article thumbnailInternacional. Los científicos informáticos del Tencent Security Xuanwu Lab de China han descubierto formas de engañar al proceso de autenticación...
article thumbnailEstados Unidos. Casi cada vez que se abre un navegador seguro de Google Chrome, un nuevo sistema criptográfico desarrollado por MIT está ayudando a...
article thumbnailLatinoamérica. Este jueves 15 de agosto, ALAS realizará, sin costo, el webinar “Dimensiones para las Smart Cities”, el cual será presentado por...
article thumbnailInternacional. El fabricante de soluciones de seguridad electrónica, Dahua Technology, dio a conocer los resultados correspondientes al primer...