altLa última generación de cámaras Megapíxel está demostrando una mayor eficiencia de costo y rendimiento de vídeo.

Por: Raúl Calderón*


La seguridad en red y los sistemas de vigilancia por video van ganando impulso, y el uso de la tecnología de vídeo Megapíxel se está convirtiendo en una solución de propósito general para todo tipo de aplicaciones.

En un principio el sistema de vídeo Megapíxel encontraba problemas y reacciones adversas y sólo se utilizaba en aplicaciones especiales y específicas debido a las limitaciones de las tecnologías de transmisión, ancho de banda, y almacenamiento de la información que  existían. Pero hoy en día se ha convertido en un negocio convincente, y el uso de la tecnología Megapíxel no representa un problema sino una ventaja en eficacia y reducción de costos generales de cualquier sistema. Como resultado, las cámaras de Megapíxel actuales están cambiando las especificaciones de los sistemas de vigilancia por video, su implementación y la justificación de su uso.

A continuación presentamos la manera en que los formatos Megapíxel y la tecnología IP pueden combinarse para lograr sistemas rentables:

Las cámaras Megapíxel cámaras pueden mejorar la funcionalidad y reducir los costos. Los actuales sistemas en red permiten la aplicación de las cámaras Megapíxel, que ofrecen tecnología y funcionalidad de imagen muy superiores comparadas con las analógicas. Una sóla cámara Megapíxel normalmente puede utilizarse en lugar de varias cámaras de definición estándar o analógica convencional. Menos cámaras significan menos cables, menos licencias de software o entradas de DVR y, lo más importante, gracias a la reducción del tiempo de instalación, los costos de mano de obra se reducen drásticamente.

Además, el empleo de las cámaras Megapíxel evita el uso de dispositivos mecánicos Pan/Tilt/Zoom (PTZ) lo que reduce a cero los costos de mantenimiento mecánico de las instalaciones de vídeo; los usuarios pueden realizar digitalmente los movimientos Pan, Tilt o Zoom con la imagen en tiempo real mientras se graba simultáneamente el campo de visión completo. Esto es algo absolutamente imposible de realizar con los sistemas analógicos que han sido el estándar del mercado. Además, y dependiendo de la resolución de la cámara Megapíxel utilizada, podremos obtener entre cuatro y 30 veces más resolución en el vídeo grabado, comparado con las analógicas que actualmente se siguen utilizando. En general, a largo plazo, las cámaras Megapíxel producen un mayor retorno de la inversión (ROI) que las cámaras convencionales e incluso en muchos casos, este retorno es inmediato.

Componentes estandarizados. Los sistemas de vídeo Megapíxeles IP se configuran exactamente igual que el diagrama de bloques de cualquier sistema IT, incluyendo servidores, conmutadores de red, almacenamiento digital de la información, etc. Esto permite a las cámaras Megapíxel integrarse fácilmente con cualquier otro sistema de vigilancia por video y dispositivos de seguridad, con una extrema eficiencia de costos.

El uso de la compresión H.264 ha reducido drásticamente los costos relativos a ancho de banda de red, capacidad de CPU del servidor y almacenamiento de información. De tal manera, disminuye el costo total de un sistema Megapíxel para el cliente final. La competencia entre proveedores también ha conducido a precios más bajos y ha acelerado el desarrollo de nuevas tecnologías para mejorar aún más la funcionalidad del producto. Estas tendencias han contribuido a elevar el rendimiento de los sistemas al mismo tiempo que se reducen los costos generales.

El software está asumiendo un papel de líder. Debido a que el "cerebro" de los sistemas de vídeo IP está en el software, es mucho más fácil actualizar o ampliar un sistema una vez que ha sido terminado o incluso en la fase de ejecución. Las actualizaciones de software están disponibles a través de descargas en línea sencillas y, sobre todo, mucho más rentables que la permuta de equipos.



La escalabilidad proporciona una mayor flexibilidad. Una de las mayores ventajas intrínsecas de las redes es la escalabilidad. Con un sistema analógico, añadir una cámara o mover ubicaciones de cámara, requieren de una gran cantidad de esfuerzo, mano de obra y gastos –desde mover físicamente la cámara a un nuevo lugar o instalar un nuevo cableado desde el extremo del grabador hasta la ubicación de la cámara, hasta la instalación de una fuente de alimentación local y agregar hardware de procesamiento adicional como multiplexores o incluso la necesidad de cambiar el grabador por falta de entradas de vídeo.

Con un sistema IP Megapíxel, usted puede añadir o mover una cámara simplemente montándola, conectando un solo cable a la red estructurada, y aportando de está manera tan sencilla el vídeo, los datos de forma bidireccional y la alimentación. La configuración de servidores y el almacenamiento de información de las cámaras adicionales será absolutamente gestionado por un sistema front end (VMS) de gestión de vídeo. En la mayoría de los casos la dirección IP se le asigna automáticamente en el momento que se detecta el nuevo dispositivo conectado a la red, y el sistema será inmediatamente operativo.

La infraestructura existente puede ser suficiente. Los sistemas en red que incluyen cámaras de vigilancia por video IP Megapíxel, a menudo pueden utilizar la infraestructura existente de Internet o WiFi, o a través de la red corporativa. En cualquier caso, la infraestructura de red existente ayuda a eliminar la necesidad de crear una red paralela sólo para el sistema de vigilancia por video.

Menores costos de cableado. El cableado estructurado – específicamente CAT5/6 - es menos costoso que el cable coaxial.Su peso y volumen es menor y tiene una velocidad de transmisión más rápida. El cableado también se simplifica gracias a la tecnología Power-over-Ethernet (PoE), mediante la cual se suministra alimentación a las cámaras a través del mismo cable que el vídeo y los datos, eliminando la necesidad de una fuente de alimentación independiente para cada cámara.

Como resultado de ello, ya no es necesario proveer energía localizada en cada ubicación de las cámaras, lo que nos permite una flexibilidad de instalación y traslado infinita, reduciendo dramáticamente los costos más significativos, la mano de obra, además de equipos, accesorios y servicios.

Los sistemas inteligentes disminuyen los costos de operación y aumentan la facilidad de uso. Los sistemas en red, con cámaras de alta resolución Megapíxel capaces de capturar grandes cantidades de datos, son ideales para realizar análisis de vídeo basados en servidores inteligentes de sistemas y mejorar la seguridad general simplificando las operaciones. Las cámaras Megapíxel son excelentes herramientas para aplicaciones que requieren la monitorización y seguimiento de vastas áreas, y además proporcionan información registrada de un nivel infinitamente superior.

El costo del personal para vigilar los video walls de monitores –a menudo con cientos de cámaras– es costoso y poco práctico. Con las cámaras Megapíxel, los sistemas inteligentes pueden hacer un óptimo trabajo en la detección de cambios en un fotograma de vídeo, en función de los parámetros definidos por el usuario, así como notificar automáticamente las novedades al personal adecuado. Esto permite disminuir el número de empleados (nómina inferior) y ser más sensible a los beneficios en tiempo real de los sistemas de vídeo IP.

Conceptos erróneos de esta tecnología
Un debate productivo sobre los sistemas Megapíxel de vídeo requiere que desechemos algunas falsas ideas divulgadas acerca de esta tecnología:

Las cámaras Megapíxel son demasiado caras. La comparación del precio de una cámara de Megapíxel con el precio de una cámara analógica o estándar VGA IP no cuenta la historia completa. Para comparar manzanas con manzanas, necesita determinar el costo de las cámaras y comparar el número total de cámaras junto con la infraestructura total necesaria para apoyarlas. Este enfoque de evaluación de costos revela claramente las eficiencias y ahorros en los costos a través del uso de las cámaras Megapíxel. Además, las cámaras de Megapíxel actuales también han reducido sus costos; en algunos casos, los precios son comparables a las cámaras IP VGA o cámaras analógicas con codificadores.

El vídeo Megapíxel ocupa demasiado ancho de banda y almacenamiento. La compresión de vídeo H.264  ha eliminado las preocupaciones por el ancho de banda y almacenamiento de información relacionadas con el vídeo Megapíxel, ya que puede reducir los costos de un sistema de video de alta calidad. El formato de compresión H.264 produce calidad de video equivalente al método de compresión JPEG que utilizamos habitualmente en nuestras cámaras de fotos.

La principal diferencia entre los dos es que H.264 permite una reducción importante en ancho de banda y además proporciona la misma calidad de vídeo. La reducción de ancho de banda se traduce en una reducción del costo de las instalaciones de seguridad; en consecuencia, se reducen los requisitos de almacenamiento de disco y equipos de red. Las cámaras basadas en H.264 producen tamaños de archivo más pequeños, lo que significa que el servidor VMS utiliza menos recursos de CPU para una mayor eficiencia de sistema.

La compresión H.264 tiene un costo "oculto". Un mito común acerca del H.264 es el denominado "costo oculto", una creencia errónea que indica los altos recursos de CPU necesarios para la codificación H.264, por lo que los recursos requeridos en el descodificador deben también ser altos –más aún para vídeo Megapíxel. En realidad, lo contrario es cierto: los flujos H.264 realmente pueden requerir menos potencia de CPU para ser descomprimidos. La complejidad de la codificación H.264 se encuentra en la cámara. Y la descompresión de vídeo Megapíxel por el software VMS H.264 es similar a JPEG.

Análisis de rentabilidad
Un reto para los profesionales de la seguridad es demostrar el valor del vídeo de alta calidad a los ejecutivos de su empresa mediante mediciones de administración y seguridad que son específicas a su empresa y a su industria. La correcta expresión de las capacidades técnicas y beneficios de las nuevas tecnologías para la gestión de la empresa, en términos de beneficios finales, es parte esencial del trabajo de los profesionales de la seguridad en el mundo empresarial actual. El conocimiento es vital –tanto el conocimiento de las tecnologías y sus capacidades como el conocimiento de cómo éstas pueden beneficiar la rentabilidad de la empresa.

Cuando se trabaja con las limitaciones de los gastos corporativos, los profesionales de la seguridad deben considerar cuidadosamente tanto el costo inicial de la nueva tecnología como los gastos qué se producirán en el futuro. Por encima de todo, deberían centrarse en el valor que la tecnología puede aportar a su empresa. El costo de las nuevas tecnologías puede cubrirse a través de la prevención de costos futuros y la mayor eficiencia en cuanto a una calidad de imagen superior y mejor información recuperable tras la grabación de las imágenes de vídeo.

Estas tecnologías han demostrado su valía para proteger los activos corporativos, mejorar la prevención de pérdidas aleatorias, defender a las empresas contra onerosas demandas de responsabilidad y mejorar la eficacia de las operaciones simples de seguridad. Aquí están algunas sugerencias para comunicar a sus superiores sobre el costo del sistema: 


Sea específico acerca de los ahorros de costo. Elabore una hoja de cálculo en la que se comparen los costos de un sistema de cámaras Megapíxel versus IP estándar o las tecnologías de las cámaras analógicas. Céntrese en el impacto específico del uso de un número infinitamente menor de cámaras, el innecesario uso de sistemas PTZ y el óptimo resultado de todo ello. Tenga en cuenta todos los gastos, incluidos los ahorros en infraestructura, reducción del número de componentes (cámaras, lentes, carcazas, soportes, cableado, etc.), ahorro en instalación y costos de reparación. Prepare su caso para presentar los beneficios de la tecnología en términos de ventajas operativas para la empresa, así como en el costo a largo plazo para los propietarios.

Enfatice la mejor resolución de las imágenes de vídeo. Dicen que "una imagen vale más que mil palabras" y el corolario moderno podría ser "una imagen Megapíxel vale más que un millón de palabras". La calidad de una imagen Megapíxel es una gran herramienta de ventas gracias a su tecnología. Ver imágenes Megapíxel en vivo o grabadas es una de las mejores formas de fortalecer una decisión para un nuevo sistema. Intente comparar una imagen grabada con definición estándar o una imagen analógica con una imagen Megapíxel, y realice un zoom después de un evento para demostrar la utilidad en peritajes judiciales de las imágenes grabadas por las cámaras Megapíxel.

Las aplicaciones reales
Las expectativas de calidad de la imagen y la aplicación de cada cliente deben corresponder a la cámara Megapíxel correcta. Aunque una cámara de 5MP podría ser una excelente elección en algunos proyectos, no es necesariamente ideal para todos los escenarios. Si una aplicación requiere su velocidad de fotograma o sensibilidad a la luz diferente, por ejemplo, una cámara de 1,3 MP,  2 MP o 3MP podría ser una mejor opción. Hay que estar atentos a las necesidades de la aplicación y establecer expectativas reales, ya que éstos son pasos importantes en la elección de la cámara Megapíxel correcta. También es de suma importancia encontrar un instalador e integrador con conocimientos suficientes para ser un asesor confiable.

Al igual que todo el personal de gestión en la economía actual, los profesionales de seguridad necesitan justificar cada dólar gastado en materia de seguridad. Aunque el ahorro de costos es uno de los retos principales, proporcionar la seguridad más estricta respecto a la protección de los activos y del personal supera cualquier otro reto.

Es esencial demostrar que con el uso de cámaras Megapíxel frente a los dispositivos de imágenes convencionales, la capacidad del retorno de la inversión –además del ahorro y aumento de la eficiencia– será segura. De esta forma, instamos a los vendedores y usuarios a comparar los resultados de cualquier análisis relativo a las tecnologías analógica o VGA, con la tecnología Megapíxel. Le aseguramos que los resultados serán evidentes. Utilice Megapíxel.

*Raúl Calderón es el Vicepresidente de marketing de Arecont Vision.

Author: Latin Press

OTRAS NOTICIAS

article thumbnailMéxico. Genetec anunció que Alain Bissada, Director Sénior para Canadá, quien cuenta con amplia trayectoria en el liderazgo de ventas dentro de la...
article thumbnailTema: Qué Debe Entender un Integrador sobre la Protección Contra Incendios en un Hotel Por: Jaime A. Moncada, PE, Director, International Fire Safety...
article thumbnailSeco-Larm El nuevo lector de huellas digitales con teclado SK-2612-SFSQ cuenta con lector de huellas dactilares 500DPI, que admite hasta 3.000...
article thumbnailSorhea Las columnas independientes Solaris forman un muro de detección inmaterial con una barrera infrarroja que integra un transmisor / receptor de...
article thumbnailInternacional. Investigadores del Instituto de Investigación de Electrónica y Telecomunicaciones (ETRI) en Corea del Sur afirman haber descubierto cómo...
article thumbnailColombia. La Terminal del Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón, ubicado en Palmira, cerca a Cali, cuenta con la tecnología de un sistema...
article thumbnailInternacional. Se espera que el gasto en seguridad en la nube en los EE.UU. alcance los US$1,93 mil millones para 2021, según...
article thumbnailInternacional. Milestone lanza una nueva herramienta interactiva que le permite a los sistemas de videovigilancia a través de IP ser mucho más...
article thumbnailEstados Unidos. Una denuncia penal en un tribunal federal de Brooklyn acusó a una compañía de equipos de vigilancia y seguridad con sede en Nueva...
article thumbnailInternacional. Mobotix lanzó su nueva plataforma de solución abierta Mobotix 7 y la cámara de alta gama M73 que utiliza esta plataforma.